El último disco de Barbra Streisand, ‘Partners’, está arrasando. Ha vendido más de 800.000 copias en seis semanas, y se mantiene muy bien en las listas de éxitos. Con la ayuda de los próximos meses de la festividades de Acción de Gracias y la Navidad superará holgadamente el millón de unidades y tiene un lugar reservado desde ya entre los álbumes más vendidos de 2014.

‘Partners’ lleva más copias vendidas en estas últimas seis semanas, que los últimos discos de Iggy Azalea o Ariana Grande, artistas que no han podido tener una promoción más feroz en radios, televisión y redes sociales con sus despampanantes singles colaborativos.

Pero está claro que Barbra, con sus 72 años a la espalda, se dirige a un público más adulto, más fiel al formato álbum y menos pendiente de las modas. ¿Qué genera más beneficios? ¿Vender 800.000 discos a 10 dólares u 8 millones de singles a 1 dólar? ¿Quién podría plantear una gira más larga y con entradas más caras? Ansiamos la llegada de la lista de Forbes el año que viene.

El disco no es sino otro de esos proyectos de duetos que en crítica no ha gustado demasiado, por el que pasan Stevie Wonder, Babyface, Andrea Bocelli. ¿Esta sería la solución para que Madonna volviera a vender un millón de copias en Estados Unidos? La sola idea pone los pelos de punta. Eso sí, Barbra ya puede presumir de ser la única artista que tiene un número 1 en álbumes en este país durante los 60, los 70, los 80, los 90, los 2000 y los 2010.

Además, el disco ha sido top 2 en Reino Unido (donde continúa top 10), top 4 en España, top 1 en Canadá y Australia, entre otros logros.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*