El pasado sábado 13 de diciembre el disco ‘Beyoncé’ cumplía un año, y es que estamos en los últimos días del curso en que se puede editar un álbum. Después vienen las cenas de empresa, las desconexiones, Navidad, Año Nuevo y el aburrido mes de enero. El mundo musical se paraliza. Si hoy o a más tardar el lunes no tenemos disco sorpresa de Kanye West, Adele o Rihanna, podemos olvidarnos de saber de ellos durante al menos un mes más.

La estrategia de Beyoncé era perfecta: el lanzamiento digital se producía en este fin de semana y el físico unos días después: dos semanas de número 1 en USA aseguradas. Y las más importantes del año. Cabe destacar que difícilmente puede contenerse un álbum en secreto si el disco físico se aproxima a los canales de distribución, pero entre un día 12 o 13 y el día de regalos de Nochebuena sí queda algo de margen para distribuir CD’s y vinilos (si los hay). Como así se hizo.

Todo salió tan bien (más de 3 millones de copias vendidas) que durante todo este aburrido 2014 hemos esperado otro disco sorpresa como agua de mayo. Sólo Azealia Banks y U2 se han acercado a algo parecido, pero con matices. Nadie más se ha atrevido, o bien no se han cumplido los plazos o bien nadie ha querido imitar tan descaradamente la estrategia que se conoce como “hacerse un Beyoncé”, por miedo a las comparaciones, a acusaciones de imitación o a que simplemente le salga peor que a ella… y por extensión al escarnio público. ¿Ha dejado Beyoncé el listón demasiado alto?

Tras la agridulce estrategia de U2 (ajena a las ventas) de introducir gratis su primer disco en cinco años en nuestro iTunes aunque no lo quisiéramos, apostamos a que han sido varias las “geniales ideas renovadoras” que han quedado guardadas en un simpático cajón para revisión y estudio… para el año que viene.

Lo malo es que es la pre-Navidad la época idónea para “hacerse un Beyoncé” o similar, pues es, con una diferencia abismal, la de mayor consumo, y las cifras de un lanzamiento sorpresa en febrero, por ejemplo, nunca serían comparables a las 617.000 unidades que Mrs Carter vendió en 3 días en Estados Unidos. En otras palabras, el año pasado estábamos seguros de que Beyoncé había revolucionado el mercado y de que tendríamos lluvia de discos sorpresa en 2014… y en 2014 nos hemos quedado esperando…

¿Y ya hasta dentro de un año? ¿Qué pasará en el futuro? ¿Ha sido la idea de Beyoncé un lanzamiento aislado o volveremos a vivir algo similar? Quizá las ediciones de One Direction y sobre todo Taylor Swift hayan podido cohibir a algunos. La autora de ‘Shake It Off vende tanto en Estados Unidos que ha dejado sin top 1 a los todo poderosos AC/DC, que venían de vender 6 millones de copias; a Pink Floyd, con su primer disco en 20 años; al rey del country Garth Brooks; a Foo Fighters; al recopilatorio de Eminem; los discos navideños… ¿Quizá había quien tenía miedo de ocupar un triste titular tipo “Adele lanza disco sorpresa y es top 2 detrás de Taylor Swift”?

No sabremos lo que pasará en el futuro, pero suceda lo que suceda desde Viva La Música os lo contaremos.

Os dejamos con el corto con el que Beyoncé celebra el aniversario de su disco.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*