La música representa parte de nuestros sentidos. En ocasiones, es hasta la banda sonora de significativos momentos de nuestra vida: de aquella cita inolvidable, de aquel desengaño, de aquella pérdida… Nada sería igual sin esas canciones que repetimos en voz baja o alta en nuestro coche, esas melodías que escuchamos a través de nuestros auriculares cuando trabajamos o hacemos deporte…

Son muchas las voces que forman nuestra lista musical predilecta, pero lo que no solemos pensar es que, tal vez, esas letras nos cuentan historias auténticas. Hoy, en Viva La Música, nos adentramos en esa área un poco más triste de la música, esa cuyos autores utilizaron para reflejar algo real, algo intenso que merecía un homenaje en forma de canción.

Esta no pretende ser una lista objetiva, puesto que todas las canciones cuentan un poco de sus autores, pero a estas en concreto las caracteriza el hecho de ser muy o medianamente conocidas y contar historias que merecen ser escuchadas.

1.- “The Lonesome Death of Hattie Carroll” / Bob Dylan

Empezamos con uno de los grandes: Bob Dylan. Seguro que has escuchado esta canción alguna vez. Se dice que Bob Dylan solía leer la sección de sucesos de los periódicos para inspirarse a la hora de escribir sus canciones. «The Lonesome Death of Hattie Carroll», contaba la terrible muerte de una camarera negra de 51 años.

La noche del 9 de 1963, Hattie Carroll fue asesinada cruelmente por un chico blanco que entró al bar. Tenía 24 años, se llamaba William Zantzinger y era de buena posición. La mató golpeándola con un bastón porque había tardado demasiado en traerle su bebida. ¿Sabes cuánto tiempo pasó en la cárcel esta persona? Ni un solo día, eludió su condena de 6 meses de prisión al pagar una multa de 500 dólares.

Al menos Bob Dylan consiguió amargarle la vida haciendo famosa esta canción.

2.- “Jueves” / La oreja de Van Gogh

Todos los españoles recordaremos el trágico jueves 11 de marzo, 2004. Siete bombas hacen estallar dos trenes en la estación de Atocha, Madrid. 191 muertos, víctimas de la brutalidad terrorista. Uno de los trenes hace explosión a poco de entrar a la estación.

La canción cuenta la historia de una tímida joven que no sabe cómo declararle su amor al joven que se sienta frente a ella y con el que viaja a diario en el tren. En el instante en el que ella se envalentona y le habla, todo se detiene. Él le confiesa que siempre viaja allí solo para verla. El tren va llegando a la estación. Es un 11 de marzo.

3.- ”Tears in Heaven” / Eric Clapton

Escuchar esta canción, esta dulce balada siempre nos emociona. Es inevitable. Seguro que lo recuerdas. Connor Clapton era el hijo de Eric Clapton. Y tenía solo cuatro años cuando, el 20 de marzo de 1991, cayó desde el piso 53 de un rascacielos de Manhattan. En su memoria, compuso la maravillosa e inolvidable «Tears in Heaven» junto con el cantautor Will Jennings.

4.- “Temblando” / Hombres G

Estaban los Hombres G de gira por Italia, cuando el vocalista y bajista, David Summer, recibió una llamada telefónica de su novia. El tono suplicante de la voz de Summer era símbolo inequívoco de que la llamada no traía buenas noticias para él. La novia terminaba su relación de una de las peores formas en que se puede dar fin a un romance: por teléfono. Según Summer, quien contó la anécdota muchos años después, ella sólo le habló para decirle que se veía con otra persona y que, después de que él, temblando y desesperado, le pidiera las explicaciones, ella respondió: ‘Davidvoy a colgar’.

5.- “Sunday Bloody Sunday” / U2

¿Eres un fanático de Bono? Entonces seguro que conoces “Sunday Bloody Sunday”.  Forma parte del disco «War» de 1983 y nos cuenta los horribles hechos acaecidos en la ciudad de Derry, en Irlanda del Norte. En aquellos convulsos años 70, donde en el recuerdo de muchos queda lo sucedido en una manifestación organizada para protestar por una ley que permitía encarcelar a sospechosos de terrorismo sin necesidad de un juicio previo. Aquella manifestación terminó con la policía británica disparando y con 14 muertos. Terrible.

6.- “En el muelle de San Blás” / Maná

Había una mujer que cada domingo esperaba sentada en un muelle, llevando puesto un vestido de novia, al amante que tiempo atrás había partido para nunca más volver. Desde 1971, Rebeca Méndez, regiomontana de nacimiento, se sentaba en el muelle de San Blas (México) a esperar a su novio que se iba a pescar y que un infortunado día partió para siempre.

Fer, vocalista de la reconocida banda mexicana Maná, conoció a dicha mujer y no lo pensó dos veces para recrear musicalmente la trágica historia de amor. Para hacerlo más curioso aun, la casa a la orilla del mar que aparece desde el principio en el vídeo oficial de la canción perteneció a Rebeca, quien falleció en el 2012.

7.- “Jeremy” / Pearl Jam

¿Conoces a Pearl Jam? Seguro. Una de sus canciones más impactantes es sin duda “Jeremy”. En ella nos habla de un chico de 16 años. Era de Texas y se llamaba Jeremy. Su vida no era especialmente fácil ni feliz: se sentía solo, era discriminado por sus compañeros de clase y sus padres nunca le prestaron demasiada atención.

Por ello, y quizá por más aspectos que no sabemos, decidió matarse en 1991 de un disparo en la boca. Eddie Vedder leyó la noticia en los periódicos y escribió de inmediato esta canción. “Jeremy” formaría parte del primer álbum de Pearl Jam, titulado simplemente, «Ten».

8.- “Cada vez que te digo adiós” / Enanitos verdes

Siempre se ha creído que esta canción está dirigida a una persona a la que tuvo que dejar Marciano, vocalista y bajista de la banda argentina Enanitos verdes. Hasta cierto punto no es erróneo pensar eso, pero la letra no va dirigida a una novia suya, sino que Marciano la compuso para su madre, a quien este llamaba “Nena” cariñosamente.

Surgió cuando corrían los primeros años de la banda mendocina y era hora de salir de la ciudad – hasta del país- para promocionarla. Así, un Marciano bastante joven tenía que despedirse de su madre para ir en busca de sus sueños. La letra es un claro reflejo de la emoción, la tristeza y el amor que los embarga a ambos por tener que decirse adiós. 

9.- “Libre” / Nino Bravo

Recién levantado el muro de Berlín, Peter Fechter, un joven alemán de dieciocho años, decidió cruzarlo burlando la seguridad. Mientras escalaba, recibió un impacto de bala en la espalda y estuvo desangrándose durante una hora. De ninguna de las dos “Alemanias” se atrevían a ayudarlo por temor a correr la misma suerte; ni siquiera los periodistas que todo lo registraban lo socorrieron. Fue la primera y más significativa víctima.

El español Nino Bravo nos relata en Libre esta historia haciendo uso de su genio vocal, transmitiéndonos que la libertad está en cualquier parte en la que nosotros querremos que esté.

10.- “American Skin (41 shots)” / Bruce Springsteen

Terminamos con el Boss, con Bruce Springsteen. Si admiras toda su trayectoria seguro que recordarás su “American Skin”. Pocos títulos pueden ser tan impactantes como esos 41 disparos, esos tiros que se escucharon el 4 febrero de 1999. La mayoría de esas balas fueron a parar a un joven de 23 años llamado Amadou Diallo, un inmigrante africano que, ante la orden de unos policías de que se detuviera, se llevó las manos a los bolsillos para sacar su documentación, instante en que los agentes, pensando que iba a sacar una pistola, simplemente, dispararon. Eran cuatro policías y efectuaron 41 disparos. Ni uno más ni uno menos. Bruce Springsteen le dedicó esta canción, una merecida denuncia social que no pareció sentarle muy bien al jefe de policía de Nueva York, ni tampoco al entonces alcalde, Rudolph Giuliani.

¿Te ha gustado este artículo?, ¿Qué canción basada también en un hecho real es tu favorita?

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*