El nuevo álbum de Charli XCX está dominado, para sorpresa del mundo, por las guitarras eléctricas. La artista, furiosa por el fracaso comercial de su primer disco, comenzó a expresar su rabia mediante canciones cortas y rockeras, como la versión de un minuto que dejaba escuchar de ‘Allergic to Love‘. La nueva dirección artística puede espantar a los que conocieron a Charli a través de su single de Gold Panda, por parecer mucho más facilona. De hecho, se antoja como un clarísimo error comercial después de que Sky Ferreira fracasara en las listas con su disco debut el año pasado, o de que Kate Nash se comiera un sonoro fracaso con un giro artístico muy parecido en ‘Girl Talk‘.

¿Cómo logra entonces la autora de ‘I Love It’ salvar los muebles? Transmitiendo la idea de que sus trucos estilísticos son un recurso más pero no una artificiosa estrategia, en absoluto su única idea, y ni siquiera la principal. Las guitarras pueden ser las grandes protagonistas de ‘Sucker’ y para muestra de ello el rabioso tema homónimo, de dos minutos, con el que se ha decidido abrir el disco. Pero al margen de lo efectivo de este corte, el álbum está bien surtido de otros efectos enriquecedores. Charli XCX ha logrado encajar entre sus arrebatos la ligera cesión a la música de baile de la rebelde ‘Break the Rules’ y su excelente hit ‘Boom Clap’ para la banda sonora de ‘Bajo la misma estrella‘sin que el conjunto se resienta.

Y lo mismo sucede con la burbujeante ‘Doing It’. Ariel Rechtshaid está detrás de esta excitante producción que conecta con otras de sus artistas producidas, Haim, y también con su más reciente adquisición, Madonna. Y se cierra un círculo, pues hay ecos de canciones como ‘Borderline’, ‘Angel’ o ‘Material Girl’ en esta composición.

Charli XCX quería hacer un disco sobre mujeres para “animar a las chicas jóvenes” a hacer cosas en la vida. Esa idea es todo un acierto cuando deja letras tan divertidas como ‘Breaking Up’ o cuando proclama la autosuficiencia sexual en un número tan certero como ‘Body of my Own’, que recuerda a la Siouxsie and the Banshees más popera.

Y es que aunque ‘Sucker’ sea un disco producido por miles de manos desde Patrik Berger (casi la mitad de los temas) hasta Greg Kurstin (‘Famous’) pasando por Stargate (‘Break the Rules’), y aunque sea un disco tan diferente al anterior, lo mejor que puede decirse de él es que rezuma Charli XCX por todos los poros. Incluso cambiando de matices de una canción a otra, su gusto por las melodías y sus tics a la hora de mezclar estilos empiezan a ser de lo más identificable.

  • Calificación:  8 / 10
  • Canciones Destacadas: ‘Boom Clap’, ‘Break the Rules’, ‘Doing It’, ‘Breaking Up’
  • Te gustará si te gusta: Madonna revisitando su repertorio con guitarra eléctrica, Shampoo, Sky Ferreira
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*