portada Black Hours de Hamilton Leithauser

Debido a la pausa indefinida que notificó The Walkmen hace algo más de un año, era de esperar que sus miembros comenzasen algún tipo de proyecto en solitario. Hamilton Leithauser, su frontman, había anunciado unos meses antes que su debut en solitario llegaría este año y cuando se anunció el parón, todo empezaba a cuadrar. ‘Black Hours’ supone la primera vez en su carrera que Leithauser se lanza al vacío sin el arnés que representaban sus compañeros de banda y el vocalista se ha rodeado de amigos para evitar los peligros de un viaje como el que ha iniciado: en su banda hay celebridades del indie como Rostam Batmanglij de Vampire Weekend (quien también se ha encargado de la producción junto al propio Leithauser), Morgan Henderson de Fleet Foxes o el eterno Richard Swift (The Shins, etc.), además de Paul Maroon, un Walkmen que le ha querido acompañar.

Musicalmente, el álbum supone una continuación de lo que podíamos encontrar en álbumes de The Walkmen como ‘Lisbon‘ (2010) o ‘Heaven‘ (2012), en los que los neoyorquinos optaban por una estética sonora cada vez más vintage, con reminiscencias de la música popular anglosajona que precede a la llegada del rock and roll, gracias a acertados arreglos de viento y cuerda. Por tanto, quienes conozcan tanto los citados álbumes como el resto de la discografía de la banda, se encontrarán en terreno familiar al escuchar ‘Black Hours’, pero a diferencia de esos discos, que al fin y al cabo mostraban un trabajo en grupo donde se le daba prácticamente la misma importancia al papel de cada miembro, Leithauser se encuentra aquí en el centro y al frente de la música.

Es una perogrullada afirmar que en el debut en solitario de Hamilton Leithauser el Walkmen tenga el papel principal, pero eso mismo ayuda a entender la diferencia en términos musicales al analizar ‘Black Hours’ en contraposición al resto de su obra. Podemos encontrar canciones que nos resultarán familiares, como ‘Alexandra‘, ‘I Retired’ o ‘Self Pity’, pero en cortes como ‘5 AM’, ‘The Silent Orchestra’ o ‘St Mary’s County’ podemos observar una progresión, con un Leithauser que no tiene miedo a dar rienda suelta a su faceta más clásica y da muestra de sus portentosas capacidades vocales. Desde la misma portada se puede intuir la admiración por solistas como Dean Martin o Frank Sinatra, y también en lo musical se le da énfasis a esta influencia, ralentizando el tempo de la canción y dando mucho más peso a las cuerdas que a otros instrumentos.

El caso es que, esté o no encorsetado en un rol de música estilo crooner, ‘Black Hours’ suena maravillosamente desde todos sus ángulos, desde la energía de ‘Alexandra’ hasta la melancolía de ‘Self Pity’, pasando por la garra de ‘I Retired’ o el romanticismo y la elegancia de ‘The Silent Orchestra’. Bien equilibrado y con cero relleno, ‘Black Hours’ es otro ejemplo del enorme talento de Leithauser, con o sin su banda de referencia, lo cual hace pensar que puede tirar por el camino que desee, dando en la diana en cada ocasión.

  • Calificación:  8,5 /10
  • Canciones Destacadas: ‘Self Pity’, ‘5 AM’, ‘I Retired’, ‘Alexandra’, ‘The Silent Orchestra’.
  • Te gustará si te gusta: The Walkmen o The Rat

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*