El bosque es tenebroso, peligroso… y está cargado de gente con muchas ganas de cantar. Llega Into the Woods, la adaptación ‘made in Disney‘ del exitoso musical de Broadway que toma pequeños detalles de los cuentos de los Hermanos Grimm para armar una historia cargada de melodías pegadizas, imaginación y cierta ironía.

Rob Marshall es el director de orquesta de esta imponente superproducción que cuenta con actores de la categoría de; Meryl Streep, Emily Blunt, James Corden, Anna Kendrick, Chris Pine, Johnny Depp. Todos se disfrazan, todos cantan… algunos incluso bien.

Durante sus dos horas de duración -el bajón en el tramo final de la película es un auténtico derrumbe- hay casi de todo: momentos desatados y chillones como la interminable introducción, psicodélicos como el encuentro de caperucita y su abuelita en estómago del lobo e incluso algo turbios como el encuentro entre la panadera y el príncipe encantador en la oscuridad del bosque.

escena into the woods
Into the Woods nos ofrece, además de un fastuoso diseño de producción que hace de su propuesta visual una experiencia casi hipnótica, un reparto cumplidor en su grueso y notable en algunas de sus piezas -Emily Blunt y la hipernominada Meryl Streep están inmensas- y cierto toque subversivo que adereza el rico universo de los hermanos Grimm. Virtudes -técnicas, interpretativas y creativas- más que suficientes para justificar el precio de la entrada pero que se ven algo empañadas por el irregular y prescindible último acto.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*