meghan_trainor_portada_title

‘Title’ no es sino la amplificación lógica de ‘All About That Bass’ y el EP que la contenía, así que si eres de los que no aguanta ese megahit global (a punto ya de los 500 millones de visionados en YouTube) mejor deja de leer justo aquí. Si te cuentas, por contra, entre los adeptos a su fórmula de pop 50s actualizada para el siglo XXI, el disco tiene mucho que ofrecer.

Últimamente se ha hablado mucho de las canciones de Meghan, de cuánto tienen de plagio, de sus vídeos… pero casi todos olvidan o ignoran su génesis: aún adolescente esta artista ya se había trasladado a Nashville, contratada por una editorial para escribir canciones para artistas de country. No del todo contenta con ese tipo de encargos, buscó colaboradores con los que explorar otros géneros y acabó dando con Kevin Kadish, con quien conectó a través del amor mutuo por el doo wop y el pop de los primeros 60. Así que estamos ante una colección de canciones hechas por amor a un género y sin más pretensiones que las que tenían aquellas canciones originales, que eran el equivalente al pop comercial de ahora. No es difícil imaginarse a estos dos compositores trabajando juntos y sintiéndose un poco Barry Mann y Cynthia Weil mientras pasaban el rato rastreando melodías con gancho ante un piano.

El disco ofrece un buen manojo de ellas. Obviamente no se puede esperar una docena de hallazgos tan redondos como ‘All About That Bass’ o su continuación ‘Lips Are Movin”, pero el nivel es más que satisfactorio teniendo en cuenta la narrativa sonora que exige un elepé así: un par de baladas aquí y allá (pasable ‘Close Your Eyes’, que prácticamente plagia el arreglo de guitarra y el aire general de ‘I’d Rather Go Blind‘ de Etta James pero sin su magia), un tema de aire más moderno (‘Bang Dem Sticks’, en el que rapea con argot negro y acento sureño, a lo Iggy Azalea), o el previsible dueto (con John Legend en la bonita ‘Like I’m Gonna Lose You’, en la que demuestra su destreza para ir más allá de los cuatro acordes clásicos de los 50 de sus otros hits).

Intercalados entre esas paradas técnicas sigue habiendo un buen montón de singles viables para el futuro. ‘Walkashame’ aúna (como ‘All About That Bass’) temática de temores adolescentes femeninos, ritmo imparable, y una melodía que se pega, en fin, como el chicle de la música “bubble-gum” de antaño. De fondo, guiños a ‘Mister Sandman’ y ese saxofón barítono tan omnipresente en todo disco que referencia directamente el primer Rock&Roll y los éxitos de Phil Spector y que extrañamente tan bien funciona sobre ritmos programados. Title’ comienza con voz y ukelele pero termina explotando en un festival de melodías con gancho, coros duduá y armonías. ‘3 am’ es otro éxito potencial, con ese piano a dos teclas tan característico de las relecturas más o menos literales de la música de los 50, desde el ‘Doo-Wop (That Thing)’ de Lauryn Hill hasta algunas canciones más recientes de Alicia Keys. Pero detrás hay, además, una de las melodías más memorables de todo el disco y, una vez más, frases de desamor universal en la vida moderna donde podemos encontrar textos como; “son las 3 de la mañana y sí, otra vez te estoy escribiendo un mensaje / aunque estoy con mis amigas / sé que está muy mal, ¡que alguien me quite el móvil!”.

En todos estos hits futuribles a lo largo del disco hay un factor esencial: por cada estribillo de melodía pegajosa más o menos retro hay una estrofa o una parte de la canción en la que Meghan rapea, o en la que el estilo vocal es totalmente contemporáneo y puede recordar a -según el caso- desde el soul blanco de la escuela Winehouse / Allen hasta la “voz americana genérica” de la escuela de Beyoncé.

Los oyentes potenciales más jóvenes de este ‘Title’ necesitan un anclaje con el presente que aleje a las canciones de imitación, de acuerdo, pero precisamente esa mezcla es lo más interesante del disco: dos fórmulas comerciales separadas por medio siglo que funcionan de maravilla juntas.

  • Calificación:  8,5 / 10
  • Canciones Destacadas: Like I’m Gonna Lose You, Walkashame, 3 am
  • Te gustará si te gusta:  ‘All About That Bass’
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*