Animals es el segundo single del quinto álbum de Maroon 5. Si pensábamos que la banda ya tenía poco con lo que sorprendernos después de singles tan pegadizos como Moves like Jagger o imágenes tan espectaculares como las de Payphone, apareció con el vídeo de su nuevo single de Animals que es toda una polémica en las últimas horas en las redes de internet.

La canción está compuesta por el propio Adam Levine junto a Benny Blanco y Shellback, dos productores muy acostumbrados a trabajar con artistas pop como Britney Spears o Katy Perry.

El vídeo que acompaña la canción está dirigido por Samuel Bayer, un veterano realizador que ya hizo el clásico Smells like teen spirit de Nirvana y que ha trabajado con artistas como Rolling Stones, Green Day, Justin Timberlake, Metallica o Robbie Williams. No es la primera vez que trabajaba con Maroon 5, ya había hecho con ellos el vídeo de Payphone.

El vídeo de Animals está protagonizado por el propio Adam y por su mujer en la vida real, el ángel de Victoria’s Secret, Behati Prinsloo. Además, aparece, por primera vez en un vídeo de la banda, Sam Farrar, músico de la gira.

El vídeo muestra a Adam Levine como un carnicero psicópata obsesionado con una de sus clientas. Unas imágenes que suscitaron una gran polémica por parte de los que ven en él señales de acoso sexual y trato inapropiado a las mujeres. “El vídeo de Maroon 5 es una peligrosa representación de las fantasías de un acosador. Nadie debería confundir el acto criminal del acoso con un romance”, aseguró en un comunicado publicado por Huffington Post, Katherine Hull Fliflet, vicepresidenta de RAINN (Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto), la principal organización estadounidense contra la violencia sexual, “la trivialización de crímenes tan serios como este no deberían tener espacio en la industria del entretenimiento”.

Unos la critican y otros la defienden. Activistas de los derechos de los animales en PETA dieron su apoyo al vídeo por su representación gráfica de la industria de la carne insistiendo en que el personaje enloquecido de Levine ilustra por qué los animales no deben de ser sacrificados por su carne. “El vídeo no se queda corto en mostrar el sangriento horror de la industria de la carne y la miseria que padecen los animales antes de que sus cuerpos terminen en un gancho de carnicero”, admitía Ben Williamson portavoz de la organización.

Sin más preámbulos os dejamos con el videoclip para que vosotros mismos lo podáis juzgar:

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*