Carismático, fotogénico y estiloso, como las verdaderas estrellas, el tejano Leon Bridges y su dulce guitarra eléctrica apuntan a lo más alto este año gracias a sus canciones soul teñidas de espíritu góspel y a una voz rota y expresiva que recuerda al gran Sam Cooke.

Y es que hay algo mágico en la forma de tocar la guitarra de este chico. Recuerda a Nick Waterhouse, incluso a momentos a Benjamin Booker, pero cuenta con un espíritu de puro “soul” que nos teletransporta automáticamente a la Nueva Orleans de los años 60. 

Los tres temas que hasta el día de hoy han visto la luz nos parecen canciones de quitarnos el sombrero.  Temas como el Better Man y, sobre todo, Coming Home, forjan una apuesta que debería rivalizar con los mejores “soulman” de la actualidad.

También emocionan sus canciones acústicas My Love Stays o la hermosa Lisa Sawyer para quien le prefiera en su tono más íntimo.

¿Cambiará mucho su vida próximamente? Por el bien del soul esperamos que sí.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*