Hay que tener mucho valor para presentarse a un concurso de talentos y jugárselo todo a un sola carta y los aspirantes al programa La Voz lo saben bien. En este concurso, los castings se hacen a ciegas, es decir, el jurado no ve a los participantes sino que solo escuchan su voz. Por ello, es imprescindible que los cantantes den lo mejor de si en el escenario y que sepan transmitir su personalidad con su interpretación para convencer a los jueces.

Si ya hay que ser valiente para realizar un casting en estas condiciones, más coraje hay que tener todavía para elegir cantar una canción de uno de los jueces. Esto fue lo que hizo Tonya Boyd-Cannon, una mujer con una voz espectacular y una personalidad arrolladora, que eligió cantar “Happy” de Pharrel Williams, uno de los miembro del jurado.

Mira cuál fue la reacción de Pharrel y cómo acabó poniéndose en pie antes esta indiscutible artista.

Boyd-Cannon

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*