Rock’n’Roll Sugar Darling de Thiago Pethit

0
583
Rock-Roll-Sugar-Darling-Thiago

Hay carreras artísticas sorprendentes y luego está la de Thiago Pethit. Gracias a Town Feeling descubrimos a este emergente músico brasileño con tres álbumes en el mercado tan deslumbrantes como diferentes.

El primero de ellos, ‘Berlim, Texas‘ (2010), hacía pensar en una especie de Zach Condon tropical. Folk-pop lánguido y de juguete que le hizo aparecer en Les Concerts à Emporter de La Blogothèque junto a Dom La Nena, una de las grandes promesas del nuevo pop brasileño. Aunque también es cierto que algunas canciones tenían un brío, un eco de pop clásico, que podrían emparentarle con otras figuras del otro lado del océano, como David Fonseca.

Viéndolo de esa manera, su segundo disco, ‘Estrela decadente‘ (2012) no supondría una ruptura tan radical. Pero, en el fondo sí que lo era, incluso a nivel personal. Una delicia de álbum glam y cabaretero producido por Kassin (integrante del trío de Moreno Veloso y figura omnipresente de la nueva escena brasileña) donde resultaba complicado encontrar al Thiago Pethit de dos años atrás. Y no solo en lo musical, el intérprete tímido y apocado se convertía en un animal escénico con una estética completamente estudiada tanto en fotografías como videoclips.

Precisamente, las claras referencias al universo cinematográfico de la Factory en el clip de una de sus mejores canciones (‘Moon’) llamó la atención del mismísimo Joe Dallesandro, que se puso en contacto con Thiago originando uno de los puntos de partida de este ‘Rock’n’Roll Sugar Darling’. En este nuevo disco las referencias, sin suponer una ruptura tan evidente, vuelven a ser otras. El cabaret y el teatro dejan paso al rock’n’roll clásico, al blues, a los moteles, al ritmo inconfundible de Bo Didley en los míticos estudios de grabación de Los Ángeles y, claro, a Joe Dallesandro. Su voz abre el disco con una introducción que da paso al tema titular, que es toda una declaración de intenciones: desde el bilingüismo radical hasta el sonido arrollador de rock’n’roll salvaje y cercano a cierta espiritualidad sureña.

El disco continúa con ‘Romeo’, un single claro que cuenta con otro videoclip que no deja indiferente. Una canción redonda, inmediata y con ecos de Chris Isaak y de Angelo Badalamenti. Esas mismas referencias son las que envuelven la balada que cierra el disco, la fabulosa y spectoriana ‘Story in Blue’.

Otra de los temas más impactantes es el adrenalínico ‘Quero ser seu cão’, que toma el nombre y la actitud de Iggy Pop pero que sobre todo deja ver la influencia de Adriano Cintra, que produce el disco junto a Kassin. Un pelotazo de rock sintético y bailable muy próximo a Willy Moon o Bosco Delrey. Una canción inimaginable para el Thiago Pethit de 2010 e incluso para el de 2012. El corte que le sigue, ‘Save the Last Dance’, toma de nuevo el título de un clásico, pero se trata de otro hit inmediato, que mezcla cierto aire contemporáneo con detalles más retro realmente adictivos en los coros.

En la parte final abundan los temas de influencia gospel y soul: ‘Honey Bi’ puede caer ligeramente en el estereotipo, pero ‘Voodoo’ es bastante irresistible, incluyendo partes de histeria realmente bien resueltas.

Rock’n’Roll Sugar Darling’, pese a su invocación constante al sueño norteamericano, también guarda espacio para detalles más cercanos a la herencia cultural brasileña. ‘Perdedor’ tiene el fraseo del mejor Rodrigo Amarante y la breve ‘De trago em trago’ hacen pensar en un Caetano Veloso perdido en la Ruta 66.

Uno, ciertamente, se pude plantear la honestidad de todo esto. Incluso pueden acusar al disco de ser un pastiche, de no inventar nada, de tomar prestados un batiburrillo de lugares comunes del rock norteamericano y tropicalizarlos con mayor o menor acierto. Pero precisamente eso, esa posmodernidad, es lo que creo que redondea la brillantez de unas canciones ya de por sí inspiradas. La capacidad de un artista de librarse de las ataduras de la autenticidad y transformarse, de elegir un tema que le apasiona y crear todo un proyecto y hasta un personaje a partir de él. De sorprender e ilusionar con cada disco como si fuera el primero. Thiago Pethit consiguió esto en ‘Estrela Decadente’ y vuelve a conseguirlo en este nuevo paso que ojalá suponga su explosión definitiva tanto en Brasil como a nivel internacional.

  • Calificación:  9 / 10
  • Canciones Destacadas: ‘Story in Blue’, ‘Quero ser seu cão’, ‘Romeo’, ‘Perdedor’, ‘Save the Last Dance’
  • Te gustará si te gusta: Willy Moon, Bosco Delrey, Rodrigo Amarante, David Fonseca, Chris Isaak.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*