Jeffrey Johns, más conocido como Big Jeff o “el yeti de Bristol”, suele ser encontrado día sí y día también frente a un escenario. A cualquier día de la semana, en cualquier tipo de concierto. Suele ir a mínimo cinco conciertos a la semana y ha seguido esta interesante rutina durante 13 años (!!!).

Esto ha hecho que Jeff haya adquirido cierto estatus de celebridad tanto en su localidad como en el circuito festivalero del Reino Unido. Solo por ello se entiende que la cantante Este de Haim le propusiese matrimonio en una de las citas que su grupo realizó en Bristol, que el cantautor Beans On Toast compusiese un tema sobre su persona, o  que Flying Lotus tuviesen la intención de grabar un documental sobre él.

Incluso Malcolm Middleton (Arab Strap) dijo de él que era un “metrónomo humano” ya que su movimiento de brazo podía durar hasta tres horas por noches y eran marcadamente rítmicos. El tío nunca se pierde una y siempre está en las primeras filas.

jeff el yeti de bristol

Para reconocer su labor ya existe una comunidad que le rinde tributo en Facebook con alrededor de unos 2000 miembros. Y no es nada raro el pasear por Bristol y encontrarse con caricaturas suyas en las paredes o incluso camisetas con su imagen impresa.

La gente de Noisey se puso en contacto con Big Jeff para conocer su historia. Por lo visto lleva viviendo en esa localidad del sureste del Reino Unido desde 2002. El chico sufre de dyspraxia y de ciertos episodios de depresión por lo que ir a ver conciertos le ayuda a estar cómodo sabiendo que puede conectar rápidamente con la gente. Con el tiempo el ir a bolos fue para él una auténtica válvula de escape. “Me llevó una eternidad el poder hablar porque me ponía muy nervioso al acercarme a la gente” – explica. “Generalmente espero a que la gente se me acerque para establecer contacto. Ahora se ha convertido en una auténtica necesidad de lo más adictiva. Y así es básicamente como empecé a hacer amigos. Hablo con gente y especialmente con músicos. Les explico qué es lo que me ha gustado y también lo que creo que se podría mejorar“.

Conociendo su historia es bien difícil no sentir cierto tipo de aprecio por este gran hombre. Big Jeff, ya tenemos ganas de verte bailando por alguno de los próximos festivales que se realicen en nuestro país.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*