Escuchar este grupo y olvidarte de todo por un rato. Del pasado, de qué inspira a quien, del porqué de todo; “Lo que tenga que ocurrir, ocurrirá”. La filosofía de “Morrigans” suena declarada, pero es que su fondo es precisamente esto.

Empezaron siendo un fenómeno artístico, pero como todo impacto momentáneo corría el riesgo de desinflarse. Nada más lejos de la realidad ya que el trayecto se consolida ahora en su deslumbrante fichaje por la multinacional Warner Music, compañía con la que recientemente presentaron en la Fnac su nuevo disco, “Infinito“.

El grupo a pesar de su juventud, tiene las ideas, la música y las cabezas muy bien asentadas. Los “Morrigans” en esto de la música comenzaron de benjamines, teniendo en cuenta la vorágine de este mundo. Y han sabido sostener con maestría y personalidad su estatus, dominar eso que se llama éxito inmediato tras alzarse a la cumbre del concurso de 40 Principales y lograr un “AMAS” (premios de la música asturiana).

La llegada a Warner Music surgió como consecuencia del trabajo de estos tres años, el disco anterior “El infinito y más allá” y el citado apoyo de la campaña de vinos Rueda, luego se unió un equipo de mánager”.

El avance del álbum “#Seincomprendido”, single y videoclip que plasma la fuerza y el sonido del grupo, es una canción, que viene de una que se hizo para el ‘Club de los incomprendidos'”.

El grupo sigue tal cual empezó en 2008. Hubo algunos cambios, pero la esencia de la banda es la del origen, es decir, Jorge Villaboy (guitarra y voz), Abraham Loya (bajo) y Alberto Menéndez (batería). Entre sus últimas consideraciones tienen muy claro que no quieren entrar en discusiones sobre etiquetados para definir su sonido ya que sus influencias son estilos que van evolucionando en el sentido de que pueden estar observando sonidos actuales como clásicos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*