Los que nos rendimos al álbum ‘Los momentos’ de Julieta Venegas estamos de enhorabuena. ‘Algo sucede’, aunque no sea tan brillante, es una estupenda continuación; un álbum liviano y, sobre todo, pegadizo, donde Julieta Venegas sigue impartiendo su magisterio, ahondando aún más en los sonidos de hit techno-pop ochentero y ofreciendo grandes melodías y estribillos contagiosos, con un ojo puesto en Chile (la influencia de Javiera Mena vuelve a ser evidente) y otro en Argentina.

No en vano, ‘Esperaba’, la primera canción, es un homenaje a Buenos Aires y a las canciones de Charly García, construido sobre unos juguetones teclados añejos: “Las canciones de Charly sonando en tu casa / me hacían flotar sobre Buenos Aires”, canta ensoñadora.

Y sospecho que ese es su afán en ‘Algo sucede’; hacernos flotar sobre canciones que, de tan sencillas y redondas, parece que hayan estado siempre ahí. ‘Tu calor’ que se recupera de un arranque anodino con un estribillo ávido, en la línea de los mejores Keane. El aire de pachanga sincopada, pegadiza hasta decir basta, de ‘Ese camino’. El traje de synth-pop, a lo Olé Olé de Vicky Larraz, de ‘Algo Sucede’. La aparentemente boba ‘Buenas noches desolación’, que al final acabas canturreando en los momentos más insospechados. La preciosa ‘Se explicará’, perlas de sabiduría, rebosantes de optimismo, que Julieta ofrece a su hija. ‘Parte Mía’, con aires a lo New Order más fáciles… Todas estas canciones generan un clima entrañable y confortable, pero no todo en ‘Algo sucede’ es tan plácido.

Explosión’, con su apariencia de electro-pop urgente, denuncia el drama de los asesinados y desaparecidos en México, aunque es extrapolable a cualquier rincón del planeta donde haya víctimas inocentes de negocios infames, ante la incompetencia o incluso el beneplácito de las autoridades. Una llamada a la acción; y quizás no es la única porque, si las letras de ‘Los momentos’ nos mostraban a una Julieta Venegas que era todo anhelos y especulaciones, la de ‘Algo sucede’ es aceptación y certezas.

La cuestión es que a Julieta se le da tan bien este pop de apariencia simple pero de gran calado emocional, tiene la mano tan rota en facturar himnos de pegada inmediata que, cuando se aparta de la senda, el disco se vuelve apático. Porque más allá de techno pop y derivados, aquí también hay rancheras, como ‘Una respuesta’, donde canta casi rasgada, una letra apasionada pero con un deje ciertamente irónico. O baladas, como la bonita ‘Porvenir’, que casi la lleva al terreno del Serrat de los setenta o la sentida y lenta ‘Todo está aquí’. Pero, por mucho que trate de dotarlas de encanto, definitivamente palidecen al lado de los estribillos fulminantes y el desparpajo de sus momentos más luminosos.

  • Calificación:  7,5 / 10
  • Canciones Destacadas: ‘Esperaba’, ‘Algo sucede’, ‘Se explicará’, ‘Explosión’
  • Te gustará si te gusta: Javiera Mena, Gepe, Charly García, el techno-pop comercial español de los ochenta.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*