Más de 2.000 millas de carretera, una distancia abismal para muchos, relativa o insignificante cuando enfrente tienes a un tipo que canta como Stephen Malkmus y te habla del la ciudad del Valle Central (California) como su Meca particular. A Mike Bellis, motor de Clearance, le une seriamente Pavement y aquí somos todo oídos. Viniendo de discazos como el de Ought, somos incluso menos reticentes a la hora de dar la mano a grupos que no se cansan de reciclar el post punk de finales de los 80 y de recuperar el espíritu de la siguiente década. De un “Perfect from now on” de Built to Spill, a un “Bakesale” de Sebadoh; o siendo descarados, a un “Crooked Rain, Crooked Rain” de Pavement.

El buen sabor de boca que te dejan Clearance es que son capaces de fabricar un disco de altura (y dos). En 2013 prometían, y con “Rapid Rewards” (2015) consagran su condición. Vaya, que sorprende como tan pocos medios les han echado el ojo encima. En realidad, desde que Bellis y Arturo Vélez (batería) quedaran para escribir, grabar y “probar” registros en el sótano de un compi han pasado pocos veranos. De ahí a integrar el cuarteto y consolidar su segundo elepé (es sólido y ameno) ha transcurrido un mundo. Tanto como para manejar su registro como nadie.

Yendo al grano: el disco se consume como una mecha. No para arder a la primera de cambio con el rock al estilo Velvet de ‘Delays Expected‘ o ‘You’ve Been Pre-Approved‘ (también tiene de Pixies), sino por la variedad de desarrollos que plantea cada tema. Desde el recital de guitarras-bajo de ‘Total Closeout‘, pasando por una ‘Parlance Quote‘ que busca el entusiasmo de REM o el casi low tempo de ‘Flowers in Epoxy‘; con éste último ya no tienen que convencerme de nada. Ah bueno, “Catalogue Nos” es su álbum debut y vale igualmente la pena.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*