Muchos lo sospechábamos, sobre todo tras la desastrosa publicación del film  ‘El Hobbit: La desolación de Smaug’, pero Peter Jackson lo ha confirmado: no sabía lo que estaba haciendo mientras adaptaba la obra de J.R.R. Tolkien. El cineasta neozelandés se sincera en una entrevista incluida en los extras de la edición doméstica de ‘El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos’, donde explica las complicaciones que se le presentaron cuando sustituyó a Guillermo del Toro en la dirección.

A continuación os he traducido sus declaraciones:

Porque Guillermo del Toro tuvo que irse y yo salté y tomé el relevo, no retrasamos el reloj un año y medio para darme ese tiempo de preparación para diseñar la película, que era diferente a la que él estaba haciendo. Fue imposible, y como resultado de ello empecé el rodaje con la mayor parte de la película sin preparar.”

“Vas al set e improvisas, tienes estas escenas imponentemente complicadas, sin storyboards, y te lo inventas ahí mismo […] Me pasé todo el rodaje de El Hobbit con la sensación de que no la estaba controlando […] incluso desde el punto de vista del guion, Fran [Walsh], Philippa [Boyens] y yo no tuvimos los guiones completamente escritos para nuestra satisfacción así que era una situación de mucha presión.”

“Teníamos permitido rodar durante dos meses en 2012 y en cierto punto cuando estábamos acercándonos a la fecha fui a nuestros productores y al estudio y les dije: ‘Porque no sé qué diablos estoy haciendo ahora, porque no tengo los storyboards ni la preparación adecuada, ¿por qué no terminamos antes?’”

A pesar de todo, hay que recordar que las tres películas basadas en ‘El Hobbit’ llegaron a recaudar en torno a 3.000 millones de dólares en todo el mundo, lo cual creo que vuelve a demostrar la escasa relación entre la calidad de una obra y su resultado en taquilla. ¿Vosotros qué opináis?

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*