El próximo 8 de abril, el conjunto británico All Saints regresa tras la friolera de diez años en el dique seco. El cuarteto más exitoso del Reino Unido a finales de los noventa rompe su silencio con ‘Red Flag’, el álbum que las pretende devolver a un destacado lugar en la actualidad musical.

Y el primer sencillo que nos llega de su próxima producción es ‘One Strike’, una canción sobre una ruptura amorosa en la que recuperan sus dulces armonías y la melancólica pose que cultivaron en otras baladas y medios tiempos del pasado.

El vídeo que la acompaña no hace precisamente un gran despliegue técnico para ilustrar la canción. A través de escenas en blanco y negro que emulan la grabación de un circuito cerrado de TV, Blatt, Lewis y las Appleton aparecen de manera huidiza mientras bailan y se reparten las estrofas del tema.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*