Una de las principales cunas de la música es sin duda la ciudad norteamericana de Nashville. En ella puedes asistir a conciertos casi a cualquier hora, los siete días de la semana, durante los trescientos sesenta y cinco días del año. Pero en contra de lo que se pueda pensar, no sólo se puede disfrutar de country o sonidos sureños, también se puede escuchar a bandas de otros estilos como rock, pop o góspel…Una nutrida y bulliciosa escena, que actúa como un caldo de cultivo perfecto para la aparición de nuevas y prometedoras propuestas. Pero en muchas ocasiones, no hace falta irse tan lejos para descubrir grupos de una gran calidad, y para ejemplo de ello hoy no hablaremos sobre otro conjunto de veinteañeros recién salido de la escena estadounidense, el protagonismo del día es para un grupo nacional que bien podría destacar entre cualquier banda de ese condado ya que atesoran una gran calidad musical.

Uno de nuestros últimos descubrimientos reside en Villena, municipio situado en el noroeste de la provincia de Alicante, en el cual un grupo de cuatro jóvenes decidieron aunar su experiencia para formar el grupo Kanadian.

Banda kanadian
De izquierda a derecha; Rodrigo Hernández (Batería), Raúl Martínez (Voz y guitarra acústica), Dani Tortosa (Bajo) y Daniel Soriano (Guitarra eléctrica)

Kanadian es un proyecto musical formado por dos amigos, Raúl Martínez (Voz y guitarra acústica) y Daniel Soriano (Guitarra eléctrica) que en 2014, tras años de andaduras musicales, deciden reunirse y aunar ideas con el objetivo de crear composiciones que pudieran acoger las distintas influencias cosechadas con el paso del tiempo y con las que pudieran transmitir las diferentes experiencias de sus vidas. Tras unos años componiendo juntos y después de algunas idas y venidas de otros músicos, finalmente, en el verano del año 2015 se unen al proyecto Rodrigo Hernández (Batería) y Dani Tortosa (Bajo), los cuales permiten consolidar la banda y dotarla de una solidez rítmica que les facilitó el camino hacia un nuevo objetivo: componer y editar su primer disco.

La música de la banda está fuertemente influenciada por el Rock & Roll americano, y a él debe su razón de ser. No obstante no temen adentrarse en pasajes más experimentales, a través de guitarras acústicas, armonías vocales o elementos del Rock Progresivo, el Heavy Metal o incluso el Indie.

Fruto de todo ese trabajo, en 2017 surge “From Ashes to Stone”, el primer álbum de la banda. Siendo una obra auto producida en que la banda se siente libre de poder mimetizarse en diversos horizontes musicales y de conectar con distintas emociones como la autosuperación, la fortaleza, el cariño o el desamor.

En el disco, que próximamente estará disponible para su adquisición, podemos sentir una descarga de rabia y agresividad a través de acordes distorsionados y voces rasgadas, por otro lado, también hay espacio para la sensibilidad y la experimentación.

Y sin más… a continuación os dejamos con dos de los temas que compondrán su primer álbum, “The River” y “The O” los cuales son una buena carta de presentación y con los que ya han recibido grandes elogios:


Los seguiremos muy de cerca…

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*