Después de las polémicas, y más pronto que tarde, siempre llega la calma enmascarada en forma de reinvención. La música pop es un género que si por algo está caracterizado es por estar plagado de artistas que en base a su fe creativa, acaban dando un brusco giro a su carrera profesional por motivos que, no nos engañemos, responden únicamente a un lavado de imagen fomentado por sus equipos de marketing. Situaciones que ya se vivieron con artistas de la talla de Madonna, Lady Gaga  y en esta ocasión ocurre lo mismo con Miley Cyrus en su último trabajo Younger Now.

Si hacemos un poco de memoria, no hace ni década de la desaparición del icono de Hannah Montana y, Miley Cyrus ha aprovechado al máximo este tiempo. Su eraBangerz de 2013, vista ahora desde un punto más objetivo fue una artimaña inteligentísima tanto por parte de Miley como de su equipo. La sexualidad que vendió por entonces le hizo conectar con una parte del público que, hasta entonces, no le había prestado la atención que se merecía. Y ya no digamos con la presentación  de ‘Miley Cyrus & Her Dead Petz’ junto a los Flaming Lips, que provocó que muchos por mera curiosidad escucharan el disco y se dieran cuenta de que la cantante estadounidense es una artista a la que no le tiembla el pulso cuando tiene que arriesgar y que vocalmente se defiende mucho mejor que la media de artistas del panorama musical actual.

Y es que la búsqueda de ese reconocimiento social, ha movido a la estadounidense a alejarse de cualquier atisbo de polémica y renacer en nuestros días como un producto apto para todos los públicos. Sin ir más lejos, aquel tema ‘The Backyard Sessions’ que compartió en Youtube (con su versión de ‘Jolene’ al frente) no fueron más que un preámbulo de lo que ha acabado siendo ‘Younger Now’. Un álbum cargado de temas country y que rompe los estereotipos creados sobre la joven artista. Pero tampoco nos llevemos engaños, ya que ‘Younger Now’ no es un disco estrictamente country ni tampoco recupera el sonido Nashville, sino un álbum estrictamente pop en el que sí que se entrevén algunas ráfagas country. Lo más destacado sonoramente hablando, por decirlo de alguna manera, está en esa canción de campamento a favor de los derechos LGTB llamada ‘Rainbowland’ o en esa bella ‘I Would Die for You’ que, prescindiendo de artificios, encandilará a los fans de su padre.

Pero en la escucha global, en ‘Younger Now’ se echa en falta un mayor riesgo y sobre todo que Miley realmente se hubiera aprovechado de sus raíces para facturar un disco sorprendente que dibujase una nueva hoja de ruta para sus ambiciones. Lamentablemente se queda a medias, pero eso no le resta méritos a una artista ya impredecible, que está por ver con qué nos puede salir en un futuro. Pase lo que pase, tranquilos ya que estando más que capacitada para hacerlo, el mejor disco de Miley Cyrus seguramente vendrá cuando menos nos lo esperemos.

Esta es nuestra calificación general:

  • Calificación: 7,5 / 10
  • Lo mejor: Younger Now, Malibu, I Would Die for You, Thinkin’ , Inspired.
  • Te gustará si te gusta: El pop tradicional con toques country
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*