Entre los miles y miles de lagos que hay distribuidos por todo el planeta, hay algunos que presentan características verdaderamente asombrosas. Uno de los más extraordinarios es, sin lugar a dudas, el descomunal lago Baikal, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996 y el cual se encuentra ubicado en la región rusa de Siberia, al norte de la frontera con Mongolia.

Pero sin lugar a dudas lo más asombroso de este lago lo ha descubierto el grupo de percusión ruso, Ethnobeat. Descubrió un lugar en el lago congelado que produce sonidos de tambores cuando se toca a una temperatura de -20 grados Celsius.

El potencial musical fue descubierto por accidente cuando una de las esposas de los percusionistas se cayó sobre el hielo. El sonido resultante fue tan tentador que todos comenzaron a producir música, conseguían generar ritmos agradables tan solo con las manos y usando trozos de hielo como baquetas.

Como verás en el siguiente vídeo, a pesar del frío que hacía, el paisaje helado adopta un aire un poco tropical cuando se acompaña de los dulces sonidos de percusión.

Es un vídeo de 4 minuto, lleno de sonidos sorprendentes y agradables para los oídos. Nunca me hubiera imaginado que se pudiera hacer música con hielo, y menos aún sonidos tan distintos formando una melodía espectacular.

Echa un vistazo al vídeo y disfruta de la maravilla que nos ha regalado el grupo de percusionistas Ethnobeat en el lago Baikal. Te aseguro que no te defraudará.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*